Google+

martes, 15 de julio de 2014

HAMBURGUESAS POR EL MUNDO: ROCKABILLY, Hamburguesas canarionas con mucha marcha.

Nos gusta viajar y cada vez que podemos no dudamos en meternos en un avión. Y también nos gustan mucho las Islas Canarias, como ya os contamos en este post, así que esta vez venimos con más hamburguesas isleñas, esta vez desde Las Palmas de Gran Canaria y con mucho rock de por medio.

Cabecera Rockabilly

Ya nos habían hablado mucho de Rockabilly, demasiado, tanto, que descubrimos que ya van por su segundo local, así que no pudimos resistirnos a probar las que, dicen, son las mejores hamburguesas de la isla, así que nos peinamos nuestros tupés, nos subimos a nuestros Cadillacs y para allá que fuimos.

La primera impresión del local nos gustó mucho, muy amplio y con varias zonas diferenciadas. Todas las paredes están decoradas con motivos rockeros y algunas zonas, además, están empapeladas con cómics, otro de nuestros vicios ocultos. Así que todo hacía presagiar que sería una velada agradable.

Interior local Rockabilly
El local, muy original por dentro y por fuera.
Pero es que la originalidad no acaba aquí y es que la carta también es digna de ver, no sólo por la oferta hamburguesera, sino porque, siguiendo el hilo de la decoración, está "camuflada" en un cómic, lo cual nos encanta. Ya mirando las burgers, nos sorprenden tanto la variedad, como la cantidad, eso sí, los precios ya se adecuan bastante a lo que podemos ver en nuestra ciudad, lo cual empieza a ser preocupante. El detalle que más nos gustó fue que, si no nos decidimos por una hamburguesa en concreto, siempre podemos diseñar la nuestra propia, a nuestro gusto, como si de un #LaboratorioHamburguesero se tratase.

Carta Rockabilly
Algunos detalles de la carta. Impresiona.
Tras el impacto provocado por el tamaño de la carta, nos decidimos por un combo Rockabilly de entrantes, que constaba de aros de cebolla, bolas de Falafel y palitos de queso. Todo correcto, presentado de forma informal en unos barcos de cartón y con unos papeles de cuadros al más puro estilo americano cincuentero.

Combo Rockabilly
El combo Rockabilly.
A pesar de haber otro combo disponible y siendo cinco personas, este entrante es más que suficiente para abrir boca, ya que, aunque la cantidad no es demasiada, sí que se queda grande para compartir entre dos, ya que estos fritos pueden llegar a ser pesados.

Y llegó el momento deseado, el de las burgers. Cinco, concretamente, cada cual con un nombre más rocambolesco y tentador.

Burgers Rockabilly
Las cinco víctimas de la visita. Muy buena pinta, pero con puntos negros.
Ya desde el comienzo nos dieron buenas y malas vibraciones. Por un lado, nos preguntarnos si como guarnición preferíamos patatas fritas, nachos o aros de cebolla, lo cual nos hizo relamernos ante la más que posible consistencia del plato. Como lado negativo, que no se nos preguntó por el punto de la carne, algo que nos gusta que ocurra, aunque solemos confiar en que ni si no pasa, es porque en la cocina saben.

Como fueron muchas burgers, no os vamos a hablar de cada una en particular, ya que sería muy aburrido de repetir todo cinco veces, más que nada porque todas cumplen los mismos patrones, así que vamos a comentar de forma general y haremos alguna puntualización hasta detenernos en la hamburguesa de pollo, por aquello de ser diferente.

Corte burger Rockabilly
Corte de una de las burgers. ¿Y la carne?
Como veis en la imagen, nuestras sospechas con la carne estaban en lo cierto y el hecho de que no se nos pregunte por su punto es porque es muy finita, tipo burger de toda la vida y es una pena, porque el resto de ingredientes están bastante bien y si se propusieran hacer hamburguesas espectaculares, lo podrían hacer. Destaca algo que nos falta en nuestra ciudad y es el hecho de juegan mucho con el concepto Jucy Lucy y varias de sus propuestas constan de carne rellena de queso, lo cual nos encanta. Como ejemplo más claro, este humilde redactor probó la hamburguesa triple y uno de los filetes iba así. Una pena que estuviese mejor sobre el papel que en la realidad.

Rockabilly Monster
Rockabilly Monster. Toda una triple amenaza.
Tanto el bacon que acompaña a muchas de las opciones que elegimos, como las verduras, estaban más que correctos y junto con un pan fresco y esponjoso, cuyo único punto negro es que, al no estar tostado, se da por vencido muy pronto ante los jugos de la burger, todo está muy bien y conforma un conjunto excelente, eso sí, la carne empaña un poco la experiencia final.

La hamburguesa distinta estuvo representada por la Rooster Cesar que, como su propio nombre indica, es todo un homenaje hamburguesero a la famosa ensalada del mismo nombre.

Rooster Cesar Rockabilly
Rooster Cesar. Hamburguesa de pollo a la altura.
Aunque es más pequeña que las demás, la experiencia carnívora nos hace elegir esta opción como la que más satisfechos nos dejó. Un filete de pollo empanado, bacon, lechuga, tomate y salsa Cesar son la combinación perfecta y nada pesada que nos encanta y acompañada de nachos, en vez de patatas, todo un acierto.

En definitiva, Rockabilly se ha ganado una fama merecida en Las Palmas, pero sospechamos que la competencia de calidad es mucho menor y así les ha sido más fácil llegar tan alto con una carne fina que estamos más acostumbrados a ver en burgers batalleras que en opciones más de gourmet, como se dice ahora. Por lo demás, el local hace que la experiencia sea muy agradable y si hay que buscar un pero, ése sería el de los precios, quizás un poco elevados para el nivel de la isla y más siendo hamburguesas que superan a la media por muy poquito. Un local notable, con unas hamburguesas aprobadas justitas. Apunta maneras.

PRECIO DE LA VISITA DESGLOSADO

3 COCA COLAS: 5.40 €
1 NESTEA: 2 €
1 COCA COLA LIGHT: 1.80 €
1 CERVEZA PEQUEÑA: 1.60 €
1 COMBO ROCKABILLY: 9.90 €
1 ROCKABILLY MONSTER: 12.90 €
1 ROOSTER CESAR: 7.20 €
1 DINAMITA: 8.60 €
1 JUCY LUCY: 8€
1 SUPLEMENTO DE GUACAMOLE: 0.95 €
1 HAMBURGUESA PERSONALIZADA: 7.50 €

TOTAL: 65.85 €


Podéis encontrar Rockabilly en la Calle Canalejas, 46. Las Palmas de Gran Canaria.