Google+

sábado, 16 de agosto de 2014

IN DREAMS CAFÉ: La hamburguesa más kitsch de nuestras vidas.

Nos ha costado, pero por fin os podemos decir que hemos cubierto el "triángulo hamburguesero" de la Calla Fuencarral. Algunos pensaréis que tanta burger ya nos ha afectado al cerebro, pero os lo decimos totalmente en serio, a la altura de la Calle San Mateo se abre la concentración más interesante de locales donde degustar nuestros platos favoritos (con mayor o menos fortuna, pero así es). Los Puntos De Interés en cuestión son Harvey's, The Burger Lab e In Dreams Café (vale, también tenemos SteakBurger, del que ya hemos hablado en un par de ocasiones, pero mejor ni contarlo), el cual es que os traemos hoy para que conozcáis.

Cabecera In Dreams


Ya habíamos entrado a este local con anterioridad, sólo a tomar unas cervezas, ya que su oferta es muy, muy interesante, con un amplio surtido internacional de calidad, eso sí, hay que pagarlo. Pues bien, como os decimos, a pesar de haber visitado In Dreams en varias ocasiones, recientemente pudimos, finalmente, sentarnos a degustar sus hamburguesas, de las cuales habíamos oído hablar mucho por ahí.

La primera impresión que tenemos al entrar al local es la de estar en una especie de batidora temporal en la que se mezclan los iconos más relevante de la cultura pop estadounidense de la década de los 50. Pin Ups, mesas decoradas con artistas de la época, muñecos referentes a películas y leopardo, mucho estampado de leopardo por todas partes.

Collage interior y exterior In Dreams
El local por dentro y por fuera. Neones y leopardo a todo color.
Como veis por el collage, nada más entrar al local tenemos una barra, no muy grande y hay que sobrepasarla para llegar al salón, que no tiene desperdicio y sentarse en una de sus mesas o sofás para degustar alguna de sus propuestas de la carta, la cual es doble, por un lado de comida y por otro, una enorme de bebidas, divida entre cocktails, cervezas, refrescos, etc.

Carta de bebidas In Dreams
La carta de bebidas. Inmensa.
Todo un homenaje al cocktail y la bebida americana, sin descuidar grandes cervezas europeas como la Westmalle, de la que dimos buena cuenta y que luego comentaremos. Pero si esta foto os parece espectacular, ahora veréis la de la comida, hamburguesas, perritos, nachos, todo un espectáculo sobre el papel que hará que os cueste decidir por dónde empezar (y continuar).

Carta comidas In Dreams
La carta de comidas. Muy interesante y completa.
Los precios, al menos en teoría, son bastante ajustados, si bien es verdad que choca un poco que unos nachos cuesten igual que una hamburguesa, aunque hay que decir que la ración del entrante es más que justa y se antoja como una elección perfecta.

Llegados a este punto, a algunos os sonará el estilo de la carta, los nombres de algunos platos e incluso su diseño. Pues tenéis razón y es que este local es primo hermano de Harvey's, comentado más arriba como otro punto en este "triángulo hamburguesero", aunque si In Dreams lleva algo más de 5 años con nosotros, este otro apenas lleva tres.

Mención aparte tiene el servicio, que cuando no hay mucha gente está a cargo, en barra y en salón, de un hombre con barba que parece que no te hace mucho caso, pero que está pendiente al máximo y hace que todo esté en orden y nunca te falte de nada. Un 10 en este aspecto.

Pero vamos a lo interesante, como os hemos dicho antes, las cervezas son uno de los puntos fuertes de In Dreams. Nosotros somos fans de la Samuel Adams, la cual siempre pedimos cuando visitamos New York Burger y que no podemos encontrar muy a menudo. Por otro lado, también nos animamos con la anteriormente nombrada Westmalle, una cerveza belga con mucho cuerpo y sabor, eso sí, quizás un poco cara aquí (4.50€).

Dos cervezas en In Dreams
Samuel Adamas y Westmalle. Perfectas para hamburguesear.
Antes os lo hemos comentado, los nachos son caros, a simple vista, pero todo eso se desvanece cuando llegan a la mesa. Un buen plato de tortillas fritas, con un queso fundido especiado en el centro y rodeado de cuenquitos con pico de gallo, jalapeños, queso crema y guacamole. La verdad es que, para valer 8 Euros, es un señor plato. Destacada mención el pico de gallo, con un gran sabor gracias, en parte, al cilantro fresco y ese queso con gran sabor. Nos dejó encantados.

Nachos In Dreams
Nachos con muchas cosas y en gran cantidad. Así nos gusta.
Después pasamos, sin más dilación, a las burgers, las cuales, si nos gustaron las de Harvey's, no podían fallar. Al llegarnos a la mesa, ya vemos un aspecto mucho más informal que en la presentación que tiene su "primo" más joven, ya que nos las encontramos en una cesta de plástico, todo muy vintage, mezcladas con las patatas fritas.

Quizás el detalle de la presentación no molesta a simple vista, ya que entra dentro del juego propuesto por el local. El problema viene a la hora de manipular los alimentos, ya que, si la hamburguesa va cargada de ingredientes, es complicado que no se desmorone por el camino.

En nuestro caso nos decantamos por una hamburguesa Elvis, que nos dijeron es una de las más solicitadas y no nos extraña, ya que los ingredientes que se presentan hacen que imaginemos una gran experiencia de sabor.

Elvis Hamburger
Hamburguesa Elvis. Toda una súper ventas.
Dejaremos la carne para el final, si os parece. Empezamos hablando de los ingredientes. El picadillo de aceituna y pepinillo y las verduras y bien, apoyando al conjunto y otorgando mucho sabor. El queso crema está muy bien en la mezcla, pero es una pena que sea exactamente el mismo que el que viene acompañando a los nachos, con el cual ya nos quedamos a gusto y del que esperábamos un poco más a presentarse en otro plato de la carta

Y ahora sí, la carne. La hemos dejado hasta ahora porque merece mención aparte. Nos la venden en la carta como de primera calidad, pero notamos un descenso de la misma con respecto a la comparación con la de Harvey's hace escasamente medio año. Nunca se nos preguntó por el punto de carne, llegando a estar pasada al comerla, además de seca, imperdonable. Aunque lo que menos nos agradó fue esa textura compacta que proviene del pre-picado por parte del suministrador. Con lo cual, esa carne de primera calidad, ve mermados los puntos por cositas como éstas.

Detalles de los cortes de las hamburguesas. Una pena de carne.
Con respecto al pan, de estilo mollete, no destaca ni por encima ni por debajo del conjunto del plato, aunque sí que se agradece el detalle de venir algo tostado.

Y la otra elección fue la Chili, con los mismos defectos que la anterior en cuestión de la carne, pero con un chili bien sabroso y que consigue quitarle algo de sequedad a la carne y que funciona muy bien con el queso fundido, consiguiendo una mezcla que bien se podría comer por separado. Con este pequeño detalle, esta burger sí que pasa a ser una elección factible si visitáis In Dreams.

Eso sí, en este caso el pan no venía tostado y se nos hizo un poco más seco que en la otra, a pesar de ser de estilo americano.

Chili Hamburger. como su nombre indica, lo mejor, el chili.
Como podéis ver en las fotos, las hamburguesas vienen acompañadas de patatas fritas, congeadas, pero con un buen gusto, que casi nos consigue engañar. La ración es más que suficiente, sobre todo si antes habéis pedido algún entrante, por lo que el plato os saciará con creces.

En definitiva, el ambiente cincuentero que nos ofrece In Dreams, el cual roza lo empalagoso, da paso a unas cartas irregulares, en las que se cuidan muy mucho algunos detalles, como las bebidas, a pesar de ser algo caras y algunos platos, pero que patina ligeramente en las hamburguesas, algo que no nos llegamos a explicar, ya que son casi idénticas a las de su "primo" Harvey's, con el cual nos quedamos, ya que el ambiente fifties pasa a ser más elegante y cuidado.

PRECIO DESGLOSADO D ELA VISITA:

2 WESTMALLE: 9 €
2 SAMUEL ADAMS: 7 €
1 NACHOS CON QUESO: 7.50 €
1 ELVIS HAMBURGUER: 8 €
1CHILI HAMBURGER: 8.50 €

TOTAL: 40 €

Web | www.indreams-cafe.com (atualmente no funciona)

Podéis encontrar In Dreams Café en la Calle San Mateo, 4.